“Tú serás su Madre”

“¡Hija, oh hija, qué sufrimiento! ¡Qué agonía! ¡Qué tormento para Mí Alma! Abandonado por Mis bienamados, renegado por Pedro sobre el que Yo Mismo fundaría Mi Iglesia; renegado por el resto de Mis amigos, dejado completamente solo, abandonado a Mis enemigos, lloré. Mi Alma estaba llena de dolor.

 Los soldados levantaron Mi Cruz y la colocaron en el agujero preparado. Miré a la multitud, intentando ver, con dificultad. Con Mis Ojos hinchados, contemplé entonces el mundo. No vi ningún amigo, entre todos los que se burlaban de Mí. Nadie vino a consolarme. “¡Dios Mío, Dios Mío! ¿Por qué Me has abandonado?” Abandonado por todos aquellos que Me amaban.

 Mi Mirada se posó entonces sobre Mi Madre. Yo la miré y nuestros corazones hablaron. “Te entrego a Mis hijos bienamados, para que sean, también, tus hijos. Tú serás su Madre”.”

VVeD, 9.11.1986, LA CRUCIFIXIÓN

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: