“Enmienda, bienamada. No dudes de las Obras de Jesús.”

“(…)El Pastor vino y le enseñé la revelación. Para empezar no creyó. Después negó a Santa María como nuestra Santa Madre, y dijo que nunca había oído hablar de apariciones. Me dijo que no creía en ninguna Obra Espiritual. Está en contra de las imágenes Sagradas. Probablemente pensó que yo no era normal.

Vassula, Yo soy Rico, ¡pero muy pocos conocen Mis Riquezas! Cuando Yo estaba en la carne, ¿no fui desdeñado? ¿No fui mirado con desprecio? ¿No fui llamado blasfemo? ¿No fui rechazado como la piedra desechada por los constructores, que se convirtió en piedra angular?

Hónrame, aceptando desprecio, mortificación. Humíllate, sé como Yo, ¿recuerdas? ¿No te he dicho que habrías de servirme entre la miseria? ¿No te he dicho que no tendrías descanso? Acepta lo que Yo te ofrezco. No temas mortificarte.

Dejaré dos gotas de Sangre de Mi Corazón Sangrante 3 en tu corazón, cubriéndolo enteramente. Santificada por Mi Mano, vive bajo Mi Luz. Aprende a ser rechazada.

Sentí a Santa María cerca de mí.

¿Santa María?

Soy Yo, enciende una vela para Mí, Vassula, y repara su falta. Pide a Jesús que lo perdone. ¿Harías esto por Mí?

Lo haré, Santa María.

Enmienda, bienamada. No dudes de las Obras de Jesús. Hónranos.

Lo haré, Santa María.

VVeD, 1.10.87 ; ¡ESTOY SEDIENTO, VASSULA! 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: