“Santa Madre, no me desprecies, te ruego, ten piedad”

– Señor, no me rechaces, aunque sea la última a Tus ojos. Ten piedad de mí y aliméntame. Si Tú quieres dame al menos. las migajas que quedan, Señor. Santa Madre, no me desprecies, te ruego, ten piedad y que El Señor me arroje algunas migajas. Consérvame la vida, si te place. Amén.
¡Ven!, toma Mi Pan, ¡Yo no te rechazaré! Yo te alimentaré con Mi propia Mano. Yo te embelleceré, Vassula. Haz Mis delicias ¡y alábame!
– ¡Alabado sea el Señor!
VVeD, 11.04.1988;SOY LA SANTISIMA TRINIDAD, TODO EN UNO.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: